21 may. 2011

"VIOLENCIA EN CD VALLES COMANDO ARMADO ATACA NUEVAMENTE LA COMANDANCIA DE LA POLICIA MUNICIPAL"

Por segunda ocasión en menos de un año fueron atacadas las instalaciones de Seguridad Pública y Tránsito Municipal, ahora un policía murió y tres más resultaron lesionados.
En un enfrentamiento posterior en la carretera a Tamazunchale, por la comunidad de Santa Bárbara, elementos del Ejército enfrentaron los delincuentes cuando se daban a la fuga, ahí fueron abatidos tres maleantes. Un cuerpo quedó en el sitio pero los otros dos fueron recogidos por los demás hampones, que lograron fugarse.
ATAQUE A LA POLICÍA MUNICIPAL Ayer alrededor de las 07:15 de la mañana y apenas amanecía cuando un convoy conformado por al menos unas cinco camionetas de lujo, pick up tipo Ford Lobo, y cerradas tipo Suburban, se pararon sobre el bulevar México-Laredo, en la intersección de la calle Pedro J. Méndez.
Más de una decena de hombres fuertemente armados y que vestían uniformes tácticos con insignias de la Policía Federal, empezaron a disparar contra la comandancia.
El oficial Raúl Cisneros Martell, acababa de salir del edificio y murió al recibir varios balazos de grueso calibre.
Dos oficiales de la Policía Municipal designados a las barricadas ubicadas frente a la corporación, intentaron repeler la agresión pero sólo tenían en sus manos rifles de siete tiros y revólveres.
Tales armas poco sirvieron ante fusiles de asalto AK-47 (cuerno de chivo) y AR-15 que portaban los maleantes y con los que rafaguearon la fachada, además de lanzar granadas de fragmentación, de las cuales presumiblemente sólo dos explotaron.
Otro grupo de delincuentes ingresó al mismo tiempo por la calle Pedro J. Méndez, y desde ahí dispararon también contra la Comandancia.
A uno de los oficiales que repelió la agresión se le acabó el parque y no tuvo otra alternativa que correr por su vida, y lo consiguió.
Otro agente siguió disparando pero en la refriega le dieron un balazo en el hombro y quedó tirado en la barricada.
Antes de eso, el oficial logró asestar varios disparos a una camioneta Ford Lobo color blanco, sin placas, la cual chocó contra un poste de madera, y al parecer uno de los ocupantes resultó herido, pues había rastros de sangre en la unidad; sin embargo, huyó a pie junto a los demás que viajaban en la misma unidad.
Otros dos policías, que no fueron identificados, sufrieron heridas pero de menor consideración, y también lograron ponerse a salvo.
Los sobrevivientes al ataque comentaron que al ver que ya no había respuesta por parte de los policías, los delincuentes revisaron las barricadas y luego se fueron del lugar, huyendo sobre el bulevar hacia el sur de la ciudad.
La camioneta de los delincuentes que se accidentó traía uniformes de la Policía Federal, chalecos antibalas, fornituras, y varios documentos.
Cientos de casquillos percutidos de grueso calibre quedaron esparcidos sobre el bulevar, en el área donde los delincuentes detuvieron sus camionetas.
Cuando los maleantes se daban a la fuga por la carretera a Tamazunchale, en el crucero de Xolol y la delegación Huichihuayán, sostuvieron un enfrentamiento con efectivos del Ejército Mexicano. De acuerdo a informes oficiales, ahí murieron tres delincuentes pero sus compañeros lograron llevarse dos cuerpos y sólo uno quedó en el sitio.

TESTIMONIO DE SOBREVIVIENTE EN COMANDANCIA Un policía que estaba dentro de la Comandancia Municipal al momento del ataque, dijo que acababa de llegar y que eran varios elementos los que había en esos momentos, pues los habían citado a las ocho de la mañana en la Academia Estatal de Policía donde recibirían unos cursos.
“De pronto escuchamos un disparo, y pensamos que a lo mejor a uno de los compañeros de las barricadas se le había accionado el arma accidentalmente, y apenas íbamos pa’ afuera a ver cuando se escucharon las ráfagas, entonces todos corrimos para atrás”, comentó.
“Luego nos aventaron unas tres granadas, una cayó frente a mí, y no sé ni cómo le hice pero salté un tramo largo y me fui gateando lo más rápido posible hasta llegar a una barda al fondo de la base”, narró.
Afortunadamente para los policías que estaban dentro, ninguna de las granadas estalló y afuera se escucharon dos explosiones, pero al parecer no causaron más que daños materiales.
Luego de un rato les abrieron el polvorín y los dotaron de armas de fuego a todos, pero ya no pudieron hacer nada en contra de los delincuentes, pues ya habían escapado, comentó el policía.
Policía caído ya se había salvado Raúl Cisneros Martell, conocido por sus amigos con el mote de “Chuta”, tenía aproximadamente 43 años de edad; estuvo en las filas del Ejército Mexicano en el grupo de élite de paracaidismo, e ingresó a Seguridad Pública y Tránsito Municipal en el año 2007, en el gobierno de Rómulo Garza Martínez.
Fungió como escolta de quien fuese director de la corporación, Andrés Castillo Vite, y era uno de los integrantes del equipo de élite conformado en la Policía Municipal.
El 30 de julio de 2010, sobrevivió al atentado que sufrió la comandancia a manos de hombres armados; viajaba con su jefe Castillo Vite en una patrulla y acudían al auxilio de sus compañeros, cuando fueron recibidos a balazos a la altura de la clínica del IMSS, resultando herido sólo el titular de la Policía Municipal.
Ayer no tuvo la misma fortuna, y murió en cumplimiento de su deber.

AL HUIR,COMANDO ARMADO PASARON FILTRO Los filtros de revisión de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Policía Estatal y la Municipal, fueron instalados luego del primer atentado contra la Comandancia de la Policía Municipal el pasado 30 de julio de 2010.
Al huir, los delincuentes al huir pudieron atravesar el retén ubicado en la carretera Valles-Tamazunchale, sin que los pudieran detener. Dispararon contra un policía estatal que viajaba en la patrulla 1932, el cual resultó ileso.
En los primeros reportes, se informó que los soldados y militares que estaban en el retén de revisión, dispararon contra los criminales que viajaban en una camioneta pick up, Chevrolet de modelo reciente, pero esto no fue suficiente para que se detuvieran y pudieron continuar con su huida.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

este ataque fue perpetrado por los golfos o los zetas?

Anónimo dijo...

si te importa mucho ponte a investigar..???

Anónimo dijo...

Porque solo atacan a los municipales? que se comieron?

Anónimo dijo...

pues la verdad quien la sabra, ni quien quiera averiguar compadre

Anónimo dijo...

por los Zetas

Anónimo dijo...

A los estatales no los atacan porque inodoro guerrero g. Secretario de seguridad publica y senectud Mando unos tatas a acordar con los Z para que no lo maten a cambio de darles libre paso por san Luis. Y claro cobrar su correspondiente lanita pa su jubilación.

Anónimo dijo...

A la policia municipal de valles la atacaron porque es un brazo de informacion y recaudacion de fondos para el cartel del golfo, sino que le pregunten al ex-marino melendez ponce, que no pudo ni siquiera defender sus propias instalaciones.