9 may. 2011

"UNA VEZ MAS DE NUEVA CUENTA OTRA MARCHA POR LA PAZ DEL MUNDO ESPECIALMENTE LA DE S.L.P"

En Marcha por la Paz, exigen autoridades con capacidad de respuesta

Ciudadanos potosinos se sumaron este domingo al llamado nacional de la Marcha por la Paz que aquí alcanzó la participación de unas 600 personas en dos caminatas. Los marchistas exigieron a la clase gobernante el cese de la violencia y a la impunidad, así como una justicia real y acciones manifiestas de solución a los problemas en el país. A partir de hoy, se debe “fortalecer el poder ciudadano” en las decisiones gubernamentales, acordaron los participantes.

Al mediodía partió la primera caminata ciudadana en la que participaron unas 100 personas que partieron de la Caja del Agua en silencio hasta la Plaza de Armas.

Por la tarde, el contingente fue más nutrido y logró reunir alrededor de 500 ciudadanos que hicieron eco de la convocatoria del poeta, Javier Sicilia a nivel nacional; iniciaron la caminata de la Caja del Agua avanzando por Zaragoza y Galeana hacia el jardín de San Francisco, fueron a la plaza del Carmen, San Juan de Dios, Fundadores y finalmente a Plaza de Armas.

Los participantes del movimiento convocado por los académicos Ignacio Betancourt y David Madrigal, portaron mantas de rechazo a la violencia generada por la estrategia del gobierno federal para combatir al crimen. En actos simbólicos, los ciudadanos tiñeron de rojo las fuentes de San Francisco y El Carmen, al tiempo de pedir que no se derrame más sangre de inocentes.

Al movimiento, también se sumó Concepción Calvillo Alonso, viuda de Salvador Nava Martínez, así como los activistas Martín Faz Mora, el dirigente transportista, Adolfo Torres y miembros el Frente Amplio Opositor (FAO) a la Minera San Xavier (MSX). Las mantas tenían leyendas como “¡Estamos hasta la madre!”; “No más violencia”; “No más guerra”.

En su discurso, Madrigal dijo, la movilización es muestra de que la ciudadanía está harta, no solo de la violencia sino de la clase gobernante del país que no resuelve los problemas de la población. “Hoy más que nunca nos toca dar nuestra opinión sobre la violencia, la injusticia y la impunidad del país, la sociedad civil ya no quiere esta situación”.

Al final, los participantes se comprometieron a conducirse bajo lineamientos que convocan a que la ciudadanía tome parte activa en la solución de los problemas de su entidad; exigir el cambio de estrategia del gobierno federal en la lucha contra la delincuencia; que los presupuestos públicos se dirijan hacia la educación, la cultura y trabajo digno, principalmente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

En vez de estar tanta pinche gente de inútil marchando ''POR LA PAZ'', deberian juntarse todos esos que están ahí, vestirse con capuchas blancas, traer antorchas y armas de fuego y cazar y matar a todos los pinches zetas, policias corruptos, politicos corruptos, ladrones, violadores, fraudulentos.

Como si seguramente todos esa gente maldita fuera a decir... ''ah mira estan marchando por la paz, creo que ya llegamos muy lejos, hay que retirarnos''.

Esa marcha por la ''paz'' no va a funcionar, a menos que sea una marcha por la ''guerra'' guerra a todos esos idiotas que creen que pueden dominarnos, y hacer con nosotros lo que les de su gana, robarnos lo que tanto trabajo nos ha costado, quitarnos nuestra libertad, nuestra seguridad, deberíamos acabar con esos idiotas, si la policia corrupta y el gobierno no puede, nunca ha podido y no podra porque aparte de todo están llenos de corrupción, debemos hacerlo por nuestra propia mano, lincharlos. Estoy seguro que mucha gente sabe quienes son zetas, o quienes son corruptos, hay que lincharlos, el pueblo debe hacer justicia por su propia mano porque el gobierno nunca la hara.

Anónimo dijo...

Una mañana un padre perdió los estribos en una de esas situaciones irritantes que suelen suceder en la vid. Derramó sus frustración y enojo en su hijo, que parecía ser el blanco más cercano.

En el transcurso del día, mientras él y su hijo estaban pescando, comenzó a sentirse culpable por lo que había dicho y hecho. Y comenzó así:

-Hijo, esta mañana estaba un poco impaciente.

-¡Ajá! -murmuró el hijo, recogiendo la línea en su riel para luego volver a arrojarla.

El padre continuó:

-Eh... reconozco que debió ser difícil estar cerca de mí.

-¡Aja! -fue todo lo que el hijo murmuró de nuevo.

-Quiero... quiero que sepas que... me siento mal por lo ocurrido -prosiguió el padre.

Luego, agregó con rapidez para justificarse.

-Pero tú sabes, hijo, hay momentos en los que soy así.

-¡Ajá! -solo dijo el niño otra vez.

Pasaron unos segundos hasta que el niño le dijo a su padre:

-¿Sabes, papá? Dios te usa a ti para que nos enseñes a todos en la familia a tener paciencia.

Nuestras familias tienen una manera de dar en el clavo con su sinceridad, pero en lugar de sentirnos martillados, tomen lo que digan como un buen consejo. ¡Nadie más que su familia puede ayudarlo a crecer en la naturaleza de Jesucristo!

A menos que un padre acepte sus culpas, por cierto dudará de sus virtudes


ACEPTAR TUS ERRORES ES LO MAS GRANDE EN LA VIDA PERDONATE....

Anónimo dijo...

Lejos de salir a las calles pidiendo PAZ, lo que como sociedad deberiamos afrontar es que somos los responsables de toda esa inseguridad, ya que es mas facil para una madre ó un padre esconder y proteger a los hijos cuando en una tienda comercial aggaro un dulce y solo se atina a decir que lo hizo de manera INOCENTE, sin que por ello el pequeño reciba una orientacion de que INOCENTE o NO INOCENTE esta mal hecha la accion, despues esconder a los hijos cuando en una pelea callejera corren cuando llegan las autoridades por que su HIJO no es de esos, su unico error es juntarse con los demas vecinos que ellos SI son delincuentes, de decirles a los hijos DEFIENDETE o sino yo te voy a dar una buena tunda para que APRENDAS a defenderte, (me pregunto si aprendera a defenderse o a usar la violencia y la agresion para agradar a los padres que le dijeron defiendete) y luego como sociedad tenemos el descaro de pedir PAZ al gobierno cuando nosotros mismos como sociedad fomentamos la DELINCUENCIA, EL ABUSO, LAS AGRESIONES, que descaro de nosotros mismos.

No seria mejor que empezaramos por un verdadero cambio desde el interior del nucleo familiar que esperar que los demas cambien solo por haber hecho una marcha por la PAZ.